• ESPACIOH

Asistencia al Migrante Retornado

Por: Lidia Alfaro

Pasante de la Carrera de Relaciones Internacionales



El año 2020 fue un completo desafío para los habitantes hondureños, un año en el cual se enfrentó una combinación de problemáticas como: la crisis sanitaria, los huracanes (ETA y IOTA) y adicionalmente la inestabilidad política, provocando un aumento de la pobreza en el país. Consecuentemente, este desequilibrio provocó una ola de migrantes en busca de una nueva oportunidad, pero no todos contaron con la misma suerte.


Para el 14 de noviembre del año 2021, se han registrado 46,340 hondureños retornados (CONMIGHO, 2021). Pero, ¿qué sucede con todas estas personas que no logran traspasar fronteras extranjeras? La Ley de Protección al Hondureño Migrante y sus Familiares atribuye a la secretaria de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional (SRECI), la administración y Dirección de Atención del Migrante Retornados, por lo que en el país se cuenta con tres centros únicos en la región.


1. Centro de Atención al mirante Retornado (CAMR) - Omoa

2. Centro de Atención para Niñez y familias migrantes (CANFM) - Belén

3. Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR) - SPS


Dentro de los principales objetivos de la creación de estos centros se brinda alimentación, atención medica y psicológica, alojamiento, vestuarios entre otros, para todos aquellos compatriotas que necesitan de un apoyo, ya que al momento de emprender su viaje arriesgan lo poco que tenían y sus esperanzas agonizan al retornar a su país de origen. La Oficina de Asistencia para el Migrante Retornado (OFAMIR) Según el Artículo 26 de la ley de protección de los hondureños migrantes y sus familiares establece en el marco legal un apoyo y protección para evitar su salida nuevamente. (La Gaceta)


Es indispensable destacar la presencia de la Unidad Municipal de Atención al Retornado (UMAR), en el cual se ejecutan actividades de atención local a la población migrante retornada. Esta unidad brinda atención e identificación de proyectos orientados a la generación de empleo y mejoramiento de capacidades, tomando como base la Ley de Protección a los Hondureños Migrantes y sus Familiares y demás normativa aplicable.


Muchos han podido ser beneficiados a través de estas asistencias, y es fundamental que como hondureños conozcamos estos centros de atención ya que cada uno de nosotros tenemos algún conocido que recurre a la migración como alternativa de vida y tristemente es notorio que por más programas que se creen en el país, los hondureños prefieren seguir probando suerte en otros Estados. A partir de la crisis sanitaria las normativas migratorias se volvieron más rigurosas, por lo tanto, aumentó la desesperación en muchos compatriotas. Es importante anticiparse a lo que pueda suceder después del anhelado 28 de noviembre en Honduras del 2021, ya que, si la situación empeora, aumentará la ansiedad por realizar caravanas masivas nuevamente.


Lamentablemente, la idea de huir de Honduras es algo que se percibe donde sea, incluso es uno de los temas de conversación a diario en cada rincón de Honduras. La magnitud de esta fuga de migrantes afecta directa o indirectamente al pueblo hondureño, pero sobre todo a aquella familia que queda a la incierta espera de volver a encontrarse con sus seres queridos.


Bibliografía


CONMIGHO. (20 de noviembre de 2021). Obtenido de Honduras., Observatorio Consular y Migratorio de Honduras: https://conmigho.hn/retornados-2021/


La Gaceta. (11 de 23 de 2021). Obtenido de file:///C:/Users/LENOVO%20PC/Download/GACETA_33356_LEY_DE_PROTECCION_DE_LOS_HONDURENOS_MIGRANTES_Y_SUS_FAMILIARES.pdf



132 visualizaciones0 comentarios