• ESPACIOH

La Fragilidad de las Cadenas de Suministro

Por: Andrea Aguilar

Pasante de la Carrera de Relaciones Internacionales



“La vida no tiene sentido sin la interdependencia. Nos necesitamos unos a otros, y cuanto antes nos enteremos, mejor para todos nosotros”.

Erik Erikson


La globalización ha generado interdependencia, es decir, una necesidad de colaboración mutua entre los países. Entre ellas, y una de las más importantes es la interdependencia económica. A causa de la pandemia por COVID -19, un vasto número de países optó por cerrar sus fronteras y aparatos productivos para minimizar los contagios. Claramente, ningún gobierno se encontraba preparado para los estragos que la pandemia traería y según economistas, los gobiernos no analizaron correctamente el impacto de ésta en la economía. (Abreu, 2021) Uno de los impactos económicos ha sido la crisis en la cadena de suministros global. Se entiende como cadena de suministros al conjunto de actividades, instalaciones y medios de distribución necesarios para llevar a cabo el proceso de venta de un producto en su totalidad. Esto es, desde la búsqueda de materias primas, su posterior transformación, fabricación, transporte y entrega al consumidor final. (Roldán, 2017)


Actualmente, la recuperación económica del mundo tras la caída estrepitosa por la pandemia de COVID-19 se presenta con un enorme obstáculo en la cadena de suministros global. Según expertos esto genera un aumento de precios, escasez de ciertos productos, congestión en los puertos y un crecimiento decepcionante del empleo luego de su caída como consecuencia de las restricciones en 2020. (cnnespañol.cnn.com, 2021) En Estados Unidos, una de las economías más importantes del mundo se ha suscitado un problema logístico, pues tras el golpe de la pandemia, la demanda de bienes y servicios a nivel global se aceleró mientras los fabricantes y transportistas no logran dar respuesta. Al mismo tiempo, hay una interrupción de los horarios relacionados con la pandemia y la escasez de trabajadores portuarios provocando “cuellos de botella”, definidos como una etapa productiva que funciona de manera ineficiente, o a un bajo nivel de productividad, causando un retraso importante en las operaciones y limitando a su vez el resto de las etapas en una cadena de producción. (edsrobotics.com, 2020)


El secretario de transporte estadounidense, Pete Buttigieg, dijo que: “Los problemas en la cadena de suministro en Estados Unidos continuarán hasta que la pandemia se haya acabado verdaderamente, aunque se esperan mejoras en los próximos meses". La congestión en puertos como el de Los Ángeles, en Estados Unidos, ha perjudicado también a las exportaciones y una operación que se demoraba 40 días hoy está tardando 75. Según Moody´s Analytics, esto ha sido a consecuencia de los controles fronterizos y las restricciones de movilidad, la falta de disponibilidad de un certificado de vacunación global y la demanda reprimida por estar estancada en casa, se han combinado para una tormenta perfecta en la que la producción mundial se verá obstaculizada porque las entregas no se realizan a tiempo, los costos y los precios aumentarán y el crecimiento del PIB en todo el mundo no será tan sólido como resultado.


Cabe señalar que, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, la economía global se contrajo un 3,59% durante 2020 como consecuencia de las restricciones impuestas para hacer frente al COVID-19. Aunado a ello el FMI proyecta un rebote del 6% para 2021, en un contexto de ralentización del crecimiento. Pero pronto podría haber dificultades para acceder a un número mayor de bienes, especialmente ante la temporada de compras navideñas que se aproxima. El profesor de logística y operaciones globales en la Universidad de Georgetown, Ricardo Ernst, logra explicar esta situación de la siguiente manera: "Las cadenas de abastecimiento son como la luz, cuando la prendes y apagas no te pones a pensar en qué pasó para que la luz llegara a tu oficina. Solo te preocupas cuando un día vas a prender la luz y no funciona". A eso agrega el hecho de que: "Ha habido una serie de elementos que han creado disrupción en las cadenas de distribución, y el más grande es el COVID ".


Asimismo, Ernst destacó que el 90% de los productos en el mundo se mueven por barco y que gran parte de ellos provienen de China. Señaló que los contagios y restricciones impuestas por la pandemia afectaron a los trabajadores en las terminales portuaria "rompiendo" la cadena numerosas veces. Y es que, según el Secretario General de la ITF, Stephen Cotton: "La cadena de suministro mundial es muy frágil y depende tanto de un marinero como de un camionero para entregar mercancías. Por lo tanto, ha llegado el momento de que los jefes de gobierno respondan a las necesidades de estos trabajadores.


Por lo que, el Secretario Buttigieg también habló sobre el plan de la Casa Blanca de presentar el año que viene una iniciativa para invertir en infraestructuras en países en desarrollo de Latinoamérica, el Caribe, África y el Indo pacífico, y que se llamará "Build back better for the world" (Reconstruir mejor para el mundo). El miembro del gabinete del Presidente Biden, dijo que los detalles están todavía por definir, pero que para Washington es importante ser "un buen aliado para sus vecinos" americanos.


Por otro lado, muchos países en Latinoamérica ya empezaron a sentir los efectos del desabastecimiento mundial. A pesar de que la situación no es tan crítica como en Estados Unidos, donde la campaña navideña está amenazada. Hay que tomar en cuenta que la región es netamente importadora y depende del comercio mundial por lo que su cadena de suministros comienza a estresarse. Para los expertos, la solución en Latinoamérica puede tardar aún más que el resto del mundo, pues: Latinoamérica apenas representa un pequeño porcentaje del negocio de las navieras, no es prioritario. Por lo menos durante todo el 2022 vamos a tener esta logística complicada y altos costos”. Lastimosamente son las pequeñas y medianas empresas, junto a los consumidores los más afectados con esta situación.


En un mundo tan globalizado, es necesario que los gobiernos formen alianzas que les permita mejorar y fortalecer los aspectos logísticos y de producción a pesar de cualquier circunstancia, ya que, si algo no anda bien en la producción de un país, probablemente afecte a la de los demás. Y esto no solo afecta a algunos, a la larga afecta a todos los consumidores y vendedores, asimismo, ralentiza el crecimiento de la economía mundial en general.


Bibliografía

Abreu, A. L. (21 de octubre de 2021). eltiempolatino.com. Recuperado el 06 de diciembre de 2021, de https://eltiempolatino.com/news/2021/oct/21/especial-se-rompio-la-cadena-de-suministro-de-eeuu-y-ahora-que/

cnnespañol.cnn.com. (14 de octubre de 2021). Obtenido de https://cnnespanol.cnn.com/2021/10/14/por-que-crisis-cadena-suministros-global-orix/


edsrobotics.com. (27 de agosto de 2020). Recuperado el 06 de diciembre de 2021, de https://www.edsrobotics.com/blog/cuello-botella-produccion/

Hurtado, J. (18 de octubre de 2021). france24.com. Obtenido de https://www.france24.com/es/programas/economía/20211018-economia-problemas-suministros-estados-unidos-extenderan-2022


Roldán, P. N. (25 de abril de 2017). economipedia.com. Recuperado el 06 de diciembre de 2021, de https://economipedia.com/definiciones/cadena-de-suministro.html


Staff, F. (12 de noviembre de 2021). forbescentroamerica.com. Recuperado el 13 de diciembre de 2021, de https://forbescentroamerica.com/2021/11/12/latinoamerica-empieza-a-sentir-los-efectos-del-desabastecimiento-mundial/




69 visualizaciones0 comentarios