• ESPACIOH

IMPACTO DE LOS DESASTRES NATURALES EN LA SALUD PÚBLICA


Por: Dra. María J. Lizardo Thiebaud

Lic. Med. Univ. Panamericana

MSc en Inmunología

Trinity College Dublin

Los huracanes más fuertes del Atlántico tocaron nuestras amadas tierras a mediados del mes de noviembre del 2020, dejando inundaciones importantes en los departamentos de Atlántida, Cortés, Santa Bárbara Yoro, Gracias a Dios, Cortés y El Paraíso. Con alrededor de 70 muertes y más de un millón de afectados, los huracanes han dejado un impacto fuerte en la economía y la sociedad de nuestro país.


Los desastres naturales como los huracanes son aterradores. Y lo son debido a la poca preparación que el ser humano puede hacer para minimizar los daños. Non hay medidas de prevención en si. Las consecuencias más agudas de un desastre natural son en las necesidades básicas del ser humano, es decir, comida, agua, ropa y vivienda. Aún así, la afección a la salud no debe pasar desapercibida. Particularmente este año de pandemia, sabemos que un evento como este puede desencadenar aún más infecciones que las previstas.

Los efectos inmediatos en la salud incluyen ahogamientos, lesiones traumáticas, electrocuciones, quemaduras, hipotermia y empeoramiento de patologías que necesitan asistencia hospitalaria. Estos suceden durante el evento, es decir, el huracán.


Los efectos mediatos o secundarios en la salud son aquellos que se desarrollan como consecuencia de los daños que ha dejado el desastre natural. Se desarrollan en días o/y semanas posteriores al evento. Por tanto se incluyen la contaminación del agua por organismos y químicos, la intoxicación por monóxido de carbono (si hay daño a gasolineras, por ejemplo) y las enfermedades infecciosas de todo tipo (particularmente gastrointestinales y respiratorias).

Por último, los efectos a largo plazo en la salud son aquellos que son no solo consecuencia de los daños que ha dejado el desastre natural (debido a la falta de infraestructura para la atención médica) sino también secuelas de los efectos inmediatos. Se incluyen las discapacidades y las enfermedades mentales. Estos suceden en meses a años desde que sucedió el evento.


Durante los huracanes Irma y Maria en la zona de Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EEUU, los americanos reportan que durante los huracanes hubo un aumento de traumas, envenenamientos o/y intoxicaciones, exacerbaciones en enfermedades metabólicas y endocrinas así como alteraciones en la salud debido a la afección en los servicios de salud. A su vez, reportan que posterior a los huracanes, los efectos mediatos fueron principalmente enfermedades del aparato respiratorio y gastrointestinal y enfermedades musculoesqueleticas. Según los reportes administrativos, no hubo cambios en la incidencia de enfermedades del aparato cardiovascular, del aparato nervioso, en enfermedades mentales o enfermedades infecciosas, a comparación del período pre-huracán. Sin embargo, las entrevistas al personal de salud indican que hubo un aumento en la exacerbación de enfermedades crónicas, sobre todo en personas de la tercera edad. De manera específica, sobresalta la incidencia de complicaciones de la diabetes. Reportan también que hubo un aumento en los accidentes automovilísticos debido al daño en la infraestructura de las ciudades. A su vez, reportan una amplificación de los problemas de conducta (incluyendo robos, violencia, consumo de alcohol) y aumento de la depresión.


Siendo nuestro país uno de los países donde el dengue es endémico y donde todavía abundan las enfermedades infecciosas prevenibles, es importante considerar las enfermedades infecciosas que pueden exacerbarse por un desastre natural como los huracanes.


La literatura reporta que, a pesar de que los huracanes y las inundaciones aumentan el número de mosquitos y el número de mosquitos portadores de virus, no aumentan las infecciones. Por ejemplo, posterior a los huracanes Hortensia del 96’ y George del 98’ en Puerto Rico, así como el Mitch en Centro América, la población de Aedes aegypti (vector del virus del dengue, Chikungunya, Zika) aumento; aun así, no aumento la incidencia del dengue.

A diferencia de lo que ocurre con el vector del dengue, los vectores e infecciones del virus del West Nile, la Encefalitis de Saint Louise y la Encefalitis Equina del Este aumentan significativamente posterior a desastres naturales.


Sin embargo, un estudio realizado posterior a los huracanes Irma y Maria en Puerto Rico en el 2017 muestra que hay un aumento de la población de A. aegypti (hembras) en tiempos de huracán. Es importante resaltar que, la población de mosquitos hembras aumenta aún más en áreas donde no hay control de vector. De igual manera, a diferencia de otras especies de mosquitos que parecen preferirir las costas o bosques, el A. aegypti prefiere no solo zonas húmedas, sino zonas sobrepobladas.


En la misma línea, se ha reportado que los factores de riesgo que aumentan las enfermedades infecciosas de tipo gastrointestinal, respiratorias y enfermedades por vectores incluyen: desplazamiento poblacional, aglomeración de las personas, estancamiento de agua, contaminación del agua y mala higiene, proliferación de vectores. Por tanto: 1) se debe poner atención en la logística de alojamiento de las personas que han perdido su hogar; 2) el saneamiento del agua; 3) una buena higiene personal y de la comida; 4) un buen manejo de desechos; 5) control de vectores; 6) vacunación; 7) una buena alimentación y, sobre todo; 8) educación sobre las medidas preventivas.


Estamos en el período post-huracán donde los efectos a largo plazo toman protagonismo. Sin embargo, si no se ha tomado en consideración las medidas preventivas para evitar las enfermedades infecciosas, no se dará abasto nuestro sistema de salud. Una excelente manera de empezar es educándose. Empecemos pues por poner en práctica las medidas que ya conocemos, para apoyarnos todos en recuperar las fuerzas y levantar a nuestra querida Honduras.


Referencias

Iota: el mayor huracán de 2020 en el Atlántico golpea con fuerza la costa noreste de Nicaragua. BBC Mundo; BBC.com. 16 Nov 2020 [en línea] 03 Dic 2020. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-54965248

Honduras: Flash appeal - Tormenta Tropical Eta, noviembre 2020. Reliefweb.int. 19 Nov 2020. [en línea] 03 Dic 2020. Disponible en: https://reliefweb.int/report/honduras/honduras-flash-appeal-tormenta-tropical-eta-noviembre-2020

Huracanes Eta e Iota, PAÍS: Honduras, Reporte de situación No. 14. Paho.org. 16 Nov 2020 [en línea] 03 Dic 2020.

Du W, FitzGerald GJ, Clark M & Hou XY. Health Impacts of Floods. Prehospital and Preventive Medicine, 2010. 25(3):265–272

Chowdhury et al. Health Impact of Hurricanes Irma and Maria on St Thomas and St John, US Virgin Islands, 2017–2018. American Journal of Public Health, 2019. 109(2): 1725-1732

Barrera et al. Impacts of Hurricanes Irma and Maria on Aedes aegypti Populations, Aquatic Habitats, and Mosquito Infections with Dengue, Chikungunya, and Zika Viruses in Puerto Rico. Am J Trop Med Hyg, 2019. 100(6): 1413–1420

Oshitanmi et al. Infectious diseases following natural disasters: prevention and control measures. Expert Rev Anti Infect Ther, 2012. 10(1): 95–104

Schnall et al. Disaster-Related Surveillance Among US Virgin Islands (USVI) Shelters During the Hurricanes Irma and Maria Response. Disaster Medicine and Public Health Preparedness, 2018. 13(1): 38-43



14 vistas0 comentarios