• ESPACIOH

ENJUAGUES CASEROS: ¿UN ALIADO DEL COVID-19?

Por: Carolina Perdomo

Medico Odontóloga de la Universidad Católica de Honduras


Actualmente la falta de información acerca del virus, más el temor que aflige a los hondureños frente al Covid-19 nos coloca en una posición de falsa percepción de seguridad, donde la población tiene presente recetas que prometen una cura “milagrosa”. Lejos de la realidad, estas las podemos encontrar en redes sociales, como en programas televisivos nacionales, prometiendo un enjuague bucal casero que funciona contra el virus.


¿Qué tan cierto es esto?, primero, tenemos que mencionar los hechos científicos que conocemos acerca del virus. Estudios sugieren que los primeros reservorios del virus son las glándulas salivales y la lengua, ya que contienen más receptores ACE2 (Enzima convertidora de Angiotensina 2), la cual ayuda al virus a reproducirse rápidamente para luego bajar a la garganta y así llegar a los pulmones. La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de gotículas que salen desprendidas a gran velocidad de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar, estas gotículas son relativamente pesadas y caen al suelo, a la persona que esté cerca de nosotros o a objetos que rodeen a la persona, por eso, es vital el distanciamiento social y el uso de mascarillas.


Otro hecho que debemos mencionar es el uso indiscriminado de soluciones que no son propias para el consumo humano como el cloro. El cloro reacciona con el agua dentro y fuera del cuerpo para formar ácido clorhídrico y ácido hipocloroso, ambos son extremadamente tóxicos. También el consumo de alcohol no lo protegerá del Covid-19 y podría ser peligroso, ya que el consumo frecuente o excesivo de alcohol puede aumentar el riesgo de sufrir problemas de salud. El metanol, el etanol y la lejía son sustancias tóxicas al beberlas, la mezcla de estos productos mencionados en busca de una mejor esterilización puede dar un resultado contraproducente y llegar a una muerte por intoxicación.


Hasta el momento no existe cura para el Covid-19; el uso de inadecuado de enjuagues bucales caseros podría causar graves problemas, no solo en la cavidad bucal pero también en todo el sistema corporal, se ha sugerido que al ser la boca la puerta de entrada para adquirir el virus. El reservorio para la replicación de este en las primeras etapas del virus y, puerta de salida al ser protagonista en la trasmisión del virus, el usar un antiséptico podría llegar bajar la carga viral de este en boca.


Los antisépticos que están siendo empleados y probados por la comunidad médica son la clorhexidina, cloruro de cetilpiridinio, iodo povidone y peróxido de hidrógeno. Todos estos deben siempre ser usados en la concentración y presentación debida para evitar daños en la cavidad bucal. Sí, bien es cierto, los enjuagues bucales que contengan estos ingredientes podrían contribuir a disminuir la carga viral y facilitar la lucha contra la transmisión del virus por la vía oral.


Mucha de la información que vemos a diario no está aprobada por la FDA, muchos de los productos que nos ofrecen y nos prometen protección aún no tienen estudios científicos que comprueben y respalden, esta teoría de los enjuagues o soluciones.


Referencias

1.OMS. [Online].; 2020 [cited 2020 07 12. Available from: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses#:~:text=Una%20persona%20puede%20contraer%20la,nariz%20o%20la%20boca.


2.Herrera D SJRSSM. Is the oral cavity relevant in SARS-CoV-2 pandemic? Clin Oral Investig. 2020; 24(8).


3.OMS. [Online].; 2020 [cited 2020 07 13. Available from: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/myth-busters).


4.Kelly N NÍAMG. Can oral rinses play a role in preventing transmission of Covid 19 infection? Evid Based Dent. 2020 Feb; 21(42-43).5.Carrouel F CMFJea. COVID-19: A Recommendation to Examine the Effect of Mouthrinses with β-Cyclodextrin Combined with Citrox in Preventing Infection and Progression. J Clin Med. 2020 Sep; 4(1126).

181 vistas0 comentarios