• ESPACIOH

Después No te Quejes: Edición CNE

Entrevistado: Kelvin Aguirre

Consejero del CNE



Nos puede contar un poco más de usted, dónde creció y cómo fue su trayectoria hasta llegar a ser consejero del CNE:


Tuve la dicha de crecer en el seno de una familia muy unida; con valores que a la fecha me acompañan y siempre han marcado mi personalidad y mi desarrollo personal y profesional – formación profesional que inició en el Instituto Salesiano San Miguel, donde me formé no solo en escolaridad sino también en los principios cristianos que persigue la iglesia católica, pero también en los valores salesianos que promovió San Juan Bosco, del amor, el trabajo y la excelencia en toda actividad que desarrollamos.


En este espacio aparte de desarrollarme en mis primeros años de formación académica también desarrollé unas de las pasiones que sigo en la actualidad; el baloncesto deporte a través del cual gane muchas experiencias, lecciones, vivencias y muchas amistades.


Años después continué con mi proceso de formación ingresando a la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, donde egresé con excelencia académica como Licenciado en Derecho con Orientación en Derecho Penal. Un tiempo después, gracias a una beca, tuve el alto honor de representar a Honduras en la Universidad APEC de República Dominicana, donde egresé con honores de la Especialidad en Derecho Penal y Procesal Penal. Unos años después, obtuve el título de Abogado por mi querida Alma Mater la UNAH, y posteriormente me recibí como Máster en Derecho Empresarial en la Universidad Tecnológica Centroamericana con la distinción de excelencia académica Magna Cum Laude.


Muy joven tuve la oportunidad de iniciar mi carrera como Fiscal del Ministerio Público; desempeñándome en la Fiscalía de Delitos comunes y en la Fiscalía de Derechos Humanos, donde tuve el alto honor de representar los intereses del Estado de Honduras en los juzgados y tribunales de la República.


Posteriormente, me desempeñé en la Secretaria de Estado en los Despachos de Seguridad donde coordiné la Unidad de Derechos Humanos de esta secretaria, donde conocimos de primera mano esa apasionada temática. Laboré en la Procuraduría General de la República como asistente del Sub Procurador general de la República, donde seguí trabajando en materia de Derechos Humanos y desempeñé la alta representación del país en espacios jurídicos internacionales como la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


Asimismo, tuve la oportunidad de desempeñarme como Gerente Legal del Instituto Nacional de Migración donde por varios años dirigimos el área legal de esta institución de seguridad nacional hasta el año 2017, donde incursioné en la institucionalidad electoral asumiendo la responsabilidad histórica de ser parte del primer Pleno de Comisionados de la en aquel entonces recién creada Unidad de Política Limpia – donde empezamos la implementación de la ley que tiene. Es conocida de la misma manera que la unidad con el propósito de implementar los mecanismos de control y fiscalización a las campañas políticas; labor que desarrolle hasta el año 2019 cuando inicie mi labor como Consejero del Consejo Nacional Electoral.


Su opinión sobre la reforma constitucional de transformar Tribunal a Consejo Electoral, ¿cuáles son las nuevas atribuciones?

Después de las elecciones del año 2017, los informes de las misiones de observación electoral tanto de la Unión Europea como de la OEA, planteaban la necesidad de que en el país se dividiera la función electoral; ya que el extinto Tribunal Supremo Electoral tenía la función de dirigir y organizar los procesos electorales en el país, pero de igual manera tenía la función de conocer y dirimir los conflictos producto de esos procesos convirtiéndose en una única instancia electoral.


El nuevo esquema viene a diferenciar esa función quedando el CNE como máximo órgano en materia administrativa electoral; siempre con las funciones de organizar y dirigir los procesos electorales, y se crea el Tribunal de Justicia Electoral como máximo órgano en materia de Justicia Electoral encargado de resolver los recursos aplicables a las actuaciones del CNE.


¿Cuál ha sido el impacto que ha tenido la Unidad de Política Limpia, y de la ley que fiscaliza la actividad política de los partidos políticos?


La Unidad de Política Limpia, como ente aplicador de la ley que se denomina, igual ha tenido un rol muy importante tanto en el pasado proceso electoral como en los procesos que están en marcha para este 2021, [estableciendo] un orden que nunca antes se había desarrollado en el país, ya que todo candidato que aspire a optar por un cargo de elección popular tiene la obligación de acreditar una cuenta bancaria y administrar los recursos de su campaña a través de la misma.


Asimismo, debe rendir cuentas a través de un informe del total de ingresos y egresos que usó en su campaña. Pero más allá de eso, creo que el impacto es visible, ya que cada vez observamos cómo merma la publicidad, obligando a los candidatos a desarrollar campañas más creativas e ingeniosas; no únicamente basadas en el gasto excesivo de recursos económicos.


¿Cuál será el rol del CNE con respecto a las medidas e insumos de bioseguridad para el día de votaciones?


Toda la planificación del proceso de elecciones primarias se ha desarrollado bajo el planteamiento de realizar elecciones en medio de una crisis sanitaria. Por lo cual, el pueblo hondureño puede tener la certeza de que al igual que en otros países, la pandemia no obstaculizará las elecciones.


Hemos planificado con exclusividad un proceso de bioseguridad que no solo será implementado el día de las elecciones, sino que ya se desarrolla en todos los proyectos que manejamos para la planificación de las elecciones. Aparte de ello, la maleta electoral también incluirá el Kit de Bioseguridad que tendrá cada miembro de mesa electoral receptora, y se garantizará en cada centro de votación las medidas de distanciamiento social, uso de mascarilla, gel y desinfectantes de calzado para evitar la propagación del virus; logrando así un equilibrio entre el derecho político y el derecho a la salud del pueblo hondureño.

Puede contarnos un poquito lo que sucede detrás de escena después que el hondureño u hondureña vota con respecto al conteo de las mesas electorales hasta llegar al centro donde se realiza la verificación de las maletas, ¿Cuál es el proceso hasta tener los resultados preliminares y finales que vemos en la transmisión oficial?


Una vez cerrada la jornada de votación, inicia el proceso de escrutación que es equivalente al conteo de papeleta por papeleta para su posterior registro en el acta de resultados. Es importante y válido mencionar que este proceso de escrutación es público, por lo cual todo ciudadano que quiera presenciar el mismo puede realizarlo; postura que exhortó pues la construcción del proceso electoral es tarea no solo del CNE, sino de todas y todos los hondureños.


Una vez que finaliza ese proceso y se termina de contar los votos de los niveles electivos presidenciales, diputados al congreso nacional y alcaldes municipales, se procede al llenado del acta con la información de cada uno de esos resultados, y se procede al retorno a Tegucigalpa a la sede donde se realizará el escrutinio general tanto del acta llena como de todas y cada una de las papeletas donde los ciudadanos realizaron su sufragio y la maleta electoral en general, para proceder a su cinte o general el cual se emitirá la declaratoria oficial de resultados del proceso de elecciones primarias de cada uno de los tres partidos políticos que participará en este proceso.


¿Qué piensa sobre el ausentismo electoral y la desconfianza existente en la juventud hondureña?

La desconfianza no solo de la juventud sino de la población hondureña, que en muchos procesos se traduce en ausentismo electoral, es uno de los retos que desde el primer día como Consejero del Consejo Nacional Electoral he trabajado para abordar.


Honduras requiere la construcción de una verdadera cultura democrática que enfatice la importancia del ejercicio de nuestros derechos políticos. Estoy convencido de que el principal promotor de esa cultura democrática debe de ser el organismo electoral por el cual hemos trabajado en campañas de información y formación, con la plena conciencia que esta confianza y esta cultura democrática se construirá a partir de la construcción de confianza en los procesos y resultados electorales. Esperamos dar ese primer paso este próximo 14 de marzo.


¿Cómo asegurarle a la ciudadanía hondureña que habrá elecciones transparentes?


La construcción de procesos electorales, libres, transparentes y justos ha sido el principal objetivo del CNE. Garantizarle a cada hondureño independiente de su color político, su procedencia o cualquier otro factor que su voluntad soberana manifestada en las urnas será respetada; es el motor que impulsa día a día nuestra labor en el organismo. No basta únicamente realizar elecciones en el tiempo que la ley establece, sino también garantizar que cada una de nuestras actuaciones persigan ese objetivo y logramos que esta y las futuras elecciones gocen con la legitimidad y reconocimiento del pueblo hondureño.






37 vistas0 comentarios